Las cientificos descubrieron que cuando nos enamoramos nuestro cabeza produce la sustancia…

Las cientificos descubrieron que cuando nos enamoramos nuestro cabeza produce la sustancia…

El analisis cientifico del amor

Antes de ver las estrategias transito a paso… me gustaria contarles una cosa referente a el procedimiento de enamoramiento. Que nos ocurre a las personas cuando alguien nos agrada bastante? Vamos a ver que dice la ciencia.

que se llama Feniletilamina (PEA), Las investigaciones llevadas a cabo en el Instituto Psiquiatrico del Estado sobre recien estrenada York (EEUU) han probado que esta sustancia que se produce en el cerebro se asocia con el sentimiento de el apego. Desplazandolo hacia el pelo puede puede desencadenarse por eventos tan simples como un intercambio sobre miradas, un friccion o un apreton sobre manos. El cabeza sobre la sujeto enamorada contiene mayusculos cantidades sobre feniletilamina desplazandolo hacia el pelo esta sustancia produce, en gigantesco mesura, las sensaciones asi­ como modificaciones fisiologicas que experimentamos cuando ocurre el enamoramiento igual que ayuno, excitacion, taquicardia, enrojecimiento, e insomnio.El amor sensible produce en las humanos el disparo de otras sustancias quimicas igual que la dopamina asi­ como derivados de las anfetaminas que nos guardan extremadamente atentos frente a ese “otro significativo” que se cruza en el camino. La feniletilamina da la impresion ser un precursor sobre la dopamina que seri­a la sustancia responsable de las sensaciones del apego sensible segun la especulacion sobre la Dra Helen Fisher.

No obstante, esto dispone de una fecha sobre vencimiento que puede perdurar de el ano desplazandolo hacia el pelo medio a los 3 anos. El lapso bastante de conquistarlo y no ha transpirado asimilar formas sobre seguir manteniendo ese estado o producir esos quimicos en el companero, es decir, sobre generar la sensacion de constante enamoramiento.El enamoramiento es un proceso tanto mental igual que fisico.Se preguntaran por que nos enamoramos de una alma y no ha transpirado no de otra.